Bando sobre las Navidades 2020

Es difícil dirigir los típicos mensajes navideños cuando el mundo entero se encuentra en una de las etapas más complicadas de la historia reciente. Sin embargo, aun en esta situación, la Corporación Municipal no puede dejar de transmitir los mejores deseos de salud, paz y felicidad para estos días y el año 2021, a todos y a todas.

También es nuestra obligación recordar que las normas autonómicas limitan tanto la movilidad como los aforos en los lugares de reunión y que estas pueden hacerse más o menos restrictivas dependiendo de la evolución de los datos de la pandemia que, desgraciadamente, en nuestra comarca de Molina no están siendo muy buenos.

Nuestro criterio al respecto es claro: debemos saber esperar. Cierto que esta situación nos ha sorprendido inmersos en la Era de la Inmediatez, en la que se desea todo y ya, pero, dada la facilidad con la que se transmite el virus, quizá sea una buena idea aplazar encuentros o limitarlos a la mínima expresión.

Nos sigue asustando la posibilidad de que el municipio se vea afectado por esta enfermedad, más aún, dadas las cualidades demográficas del mismo. Por esta razón los actos habituales de otros años se van a suprimir. No va a haber fiesta de los Inocentes, no va a haber recibimiento del Año Nuevo en el reloj del Ayuntamiento (que permanecerá simbólicamente parado marcando las 18.30), y los Reyes Magos, aunque es seguro que vendrán, no se mostrarán por las calles del pueblo.

Por todo ello, una vez más, hacemos un llamamiento a la responsabilidad individual; lo que entraña sus riesgos a veces. Y no porque la gran mayoría no sea responsable, que lo es y lo demuestra, sino porque siempre existe una minoría que incumple las reglas. Esta minoría estadística, en otras circunstancias, aunque puede resultar fastidiosa, no supone un peligro grave. Ahora sí. Un peligro que está costando la salud de miles de personas y de vidas humanas. Por eso, aunque es sabido que nuestro talante es permisivo por norma, en estos días Alustante y Motos no pueden ni deben contribuir al desastre que los peores augurios prevén para el mes de enero.

Las autoridades sanitarias insisten en que las reuniones familiares y de amigos con distintas procedencias pueden ser unas de las situaciones más arriesgadas, más aún en estas fechas en las que las temperaturas impiden que estas reuniones se celebren en el exterior. El resto, efectivamente, es responsabilidad de cada uno. Con todas las consecuencias.

En Alustante, a 21 de diciembre de 2020

La Alcaldesa: Rosa Abel Muñoz Sánchez [bando en PDF aquí]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *