Después de la tempestad

En las últimas semanas la noticia viene siendo el tiempo. La nieve que se había acumulado ha estado presente en calles y tejados hasta hace unos días y, tras un par de jornadas de viento y lluvia, no ha quedado apenas rastro de ella.

Durante la noche pasada se han registrado rachas de viento de hasta 50 km/h, aunque su componente sur y oeste está derritiendo la nieve del monte, lo que ha dado lugar a que bajen todos los arroyos del pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *