El nombre de Motos

Desde la Edad Media se encuentra el nombre de este lugar siempre escrito como Motos, y su pronunciación no supone un problema en este sentido. Quizá la única variante que se encuentra a lo largo de los siglos es la duplicación de la -t- intervocálica, que se da en el siglo XVIII. Como señala el Catastro del Marqués de la Ensenada (1752), “este dicho lugar es llamado y denominado, por tradizión muy antigua, Mottos”, sin embargo, la grafía doble –t- no supone de hecho ningún cambio en la pronunciación del topónimo, y debe entenderse más como una moda pseudocultista de la época, que decae rápidamente.

En cuanto al significado del topónimo, muy probablemente hace referencia a la propia localización original del pueblo, en un cerro en el que se levantaba una torre o castillo, la antigua iglesia parroquial o abadía, y en el cual pudo localizarse algo más alto que en la actualidad, el caserío. Mota es un aplabra de origen incierto, acaso prerromano, que significa ‘elevación del terreno’, ‘cerrito’, ‘colina’, incluso podría hacer referencia implícita a lugares fortificados y/o de valor defensivo localizados en alto. De ahí proceden también topónimos como Mota de Cuervo (Cuenca), Mota del Marqués (Valladolid) o Moutas (Asturias).

El topónimo presenta, no obstante, un problema en cuanto a su género y número. Lo habitual es que aparezca como Mota, en femenino singular desde el punto de vista de una lengua románica (recordemos que es un vocablo de origen prerromano), sin embargo, aquí aparece  masculinizado y pluralizado, lo que implicaría un nombre transformado conforme a los criterios de una lengua medieval de origen latino. Esta particularidad podría estar dando alguna pista de la singularidad del paisaje. Efectivamente, Motos puede estar aludiendo, en el género, al tamaño, pequeño, de la colina en la que se asienta la aldea medieval, mientras que el género, se referiría a un área donde hay más de uno de estos cerros. De hecho, aparte de Motos, se encuentran en una radio de 1,5 km, los cerros-poblados de Villar Viejo, con restos islámicos, y Santa María, con indicios de poblamiento celtibérico, aparte del medieval conocido.

El apellido Motos proviene de este pueblo, y se encuentra en prácticamente toda la geografía española: un ejemplo más de cómo la procedencia acaba conviertiéndose en patronímico. En Cella (Teruel), se halla desde la Edad Media, y lo llevó uno de los personajes ilustres de esta villa turolense, Joaquín Sanchez de Motos, quien, siendo alcalde segundo de la localidad, dirigió una contraofensiva de las tropas francesas durante la Guerra de la Independencia, por lo que fue ejecutado; asimismo, este apellido también se encuentra en Zaragoza: a principios del siglo XX Antonio Motos Martínez (1962-1923) fue propietario del Heraldo de Aragón.

Hay que señalar también que Motos fue uno de los apellidos adoptados por la etnia gitana en España, documentándose ya a finales del siglo XVIII como tal; en la actualidad, llevan este apellido numerosos miembros de dicha etnia, siendo los más conocidos los Motos, afamados criadores de caballos de Salamanca, cantaores flamencos como Pepe y Abraham Motos o historiadores y estudiosos de su raza, como Isaac Motos. Quizá el personaje público más conocido en la actualidad con este apellido es el presentador de televisión Pablo Motos.

Bibliografía:

COROMINAS, Joan y PASCUAL, José A. Diccionario crítico etimológico castellano e hispánico. Madrid: Gredos, 1980 [2000], 6 vols.

GAMELLA, Juan F., GÓMEZ ALFARO, Antonio., PÉREZ PÉREZ, Juan. “Los apellidos de los gitanos españoles en los censos de 1783-85” en Revista de Humanidades, nº 19 (ene-dic 2012).

GASCÓN Y GUIMBAO, Domingo. La Guerra de la Independencia en la provincia de Teruel. Madrid : Imp. de la Suc. de M. Minuesa de los Ríos, 1908.  RÚJULA, Pedro.(Ed. fcs.). Zaragoza: Prensas Universitarias de Zaragoza, 2009.

Protección del patrimonio arqueológico en el planeamiento urbanístico de Alustante. Guadalajara: Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, 2008.

Archivo General del Simancas (Valladolid). Catastro del Marqués de la Ensenada, respuestas generales. Libro 101, fols. 627r-685v (Motos).