Escudo de Alustante

  Cuatro Esquinas
  Dehesa de abajo
  San Roque

  Paridera del concejo

  



El mojón de las Cuatro Esquinas.

Tal vez sea el rincón más recóndito y desconocido para la mayoría de los alustantinos: es el mojón de clic para ampliar las Cuatro Esquinas. Se llama así, porque en él confluyen los términos de Rodenas, Tordesilos, Motos y Alustante. Es un monolito de piedra rodena en cuya cima se ubica otra pieza del mismo material en la que se encuentran grabadas de forma muy rudimentaria, pero con un tipo de letra que parece ser bastante antigua, las iniciales de los cuatro pueblos en la cara que da a cada uno de ellos. Curiosamente la piedra superior no posee cuatro caras sino cinco, teniendo dos veces grabada la M de Motos.

Llama la atención una pequeña hendidura en lo alto de la piedra que podría estar relacionada con las piletas que se localizan en algunos monumentos viarios, como los pairones, y que servían para almacenar el agua de lluvia de la que tomaba un poco el caminante para santiguarse. Y es que el mojón de las Cuatro Esquinas era, por un lado, un monumento sacralizado, en tanto que en él se colocaban unas cruces de cera que se bendecían el 3 de mayo en los cuatro pueblos durante la ceremonia de bendición de campos. Por otro, en él confluían varios caminos, como el de Bronchales a Tordesilos, el de Alustante a Rodenas, e incluso una cañada real de ganado que partiendo de entre los términos de Rodenas y Tordesilos, algo más al norte, conducía a las áreas de pastos del sur de los territorios de Molina y Albarracín y, más allá, a las dehesas de Andalucía, la Mancha y Extremadura. Hoy se corta repentinamente al entrar en el término de Motos.

El paisaje está compuesto por un matorral formado por enebros (Junuperus oxycedrus) y chaparras (Juniperus communis) fundamentalmente, acompañados de otras especies como el tomillo (Thymus vulgaris), el espliego (Lavandula latifolia) y el gamón (Asphodelus albus ramosus), si bien en los años 1970 se llevó a cabo una repoblación forestal en la parte de Motos con pino albar (Pinus sylvestris) que está prosperando.

Para llegar allí resulta imprescindible un buen mapa de escala 1:50.000 o 1:25.000 y una brújula, un guía o un buen sentido de la orientación, todo vale. Tal vez la forma más fácil de llegar, una vez desaparecido el camino de Alustante a Rodenas, al haberse borrado en parte y haber sido interceptado por áreas de labor en el diseño de la concentración parcelaria que rige en la actualidad, es ir a Motos y desde allí tomar el camino de Rodenas, preguntando por él en el pueblo. Una alternativa a la anterior posibilidad es tomar el camino de la Loma Alta, llegar al Pozo Mingote, continuar hasta el término de Motos y una vez en las parideras de los Repechos tomar el camino que conduce a Rodenas. Otra forma de llegar sería tomar el camino de la Cañada (el que pasa por debajo de San Roque) y llegar hasta la repoblación donde muy cerca queda el mojón. La excursión puede continuar hacia Rodenas, siguiendo la dirección NE, o bien a Tordesilos (NW), bien a Villar del Salz (dirección N-NE por la pista que sigue la cañada real).