Daroca es una de las ciudades más cercanas y menos visitadas desde Alustante. Sin embargo, se sitúa a menos de 100 km. del pueblo, pudiendo ir a ella bien por Campillo de Dueñas y La Yunta, bien por Monreal y Calamocha, bien por la Autovía Mudéjar desde Santa Eulalia.

Daroca fue hasta el siglo XIX la capital del distrito jurisdiccional vecino de la Comunidad de Daroca, llegando sus límites meridionales a Peracense y San Ginés. Por otro lado, la relación de Alustante con esta ciudad fue muy habitual, documentándose habitualmente relaciones comerciales con ella, especialmente en lo que se refiere a el suministro de vino desde allí.

Daroca es una ciudad amurallada de posible fundación celtibérica, tiene sus orígenes conocidos en la medina musulmana de Calat-Darawca, siendo conquistada por Alfonso I el Batallador en 1120. En la Edad Media se presenta como un nudo de comunicación importantísimo entre la Meseta Sur, Valencia y Zaragoza, dándosele el título de ciudad y Puerta Férrea de Aragón en 1357, al haber resistido los embates castellanos durante la guerra de los Dos Pedros.

Articulada por su calle mayor, Daroca se ubica en la confluencia de varios barrancos que desaguan en la puerta Baja. Entre los monumentos visitables cabe destacar la imponente colegiata de Santa María de los Corporales, Santo Domingo de Silos (donde se conserva un órgano hecho por el mismo organero que el de Alustante, Bartolomé Sánchez) o San Miguel.

También cabe destacar la monumentalidad de sus dos puertas principales, la Alta y especialmente la Baja, aunque también son encantadores los portales del Arrabal, de claro origen mudéjar, y el portal de Valencia.

Del siglo XVI data la fuente de los Veinte Caños, el Ruejo o rueda de molino que en una grave inundación salvó a la ciudad al bajar rodando por la calle mayor y romper la puerta de la ciudad que impedía el desagüe de la avenida de agua.

Las fiestas principales de la ciudad son durante la semana del Corpus Christi, rememorando el milagro de los Corporales ensangrentados y custodiados en Daroca tras la batalla de Luchente de 1230.

Visita la página del Ayuntamiento de Daroca